Google Analytics Alternative

domingo, 21 de agosto de 2016

La Democracia Española

Después de la Dictadura del General Franco, España empezó el proceso de democratización de las instituciones, con seguridad el paso no fue sencillo pero el camino a recorrer  si querían la apertura de país obligaba a posicionarse en un escenario político muy dividido en el exterior y a aceptar uno de los dos bandos, el Norteamericano o el Soviético, si no se decidían por una de las dos  opciones tendrían que seguir anclados en el régimen y por consiguiente continuar estancados , así que optaron por sentarse y hablar, y escogieron el modelo Norteamericano, algo lógico ya que los países de la Europa mas cercana ya trabajaban con ese sistema, así que el partido Comunista dejo de ser el partido con más seguidores de España para dejar paso al partido Socialista Obrero Español como fuerza política mayoritaria, pues  los Norteamericanos no inyectarían dinero a España para financiar ninguna clase de comunismo. España ya podía comenzar el proceso de regeneración institucional. Al principio con miedo,  pero la gente empezaba a salir y manifestarse, el apoyo político era incondicional, las reformas sociales eran escuchadas y apoyadas, podían exigir, pedir cambios, los sindicatos con muchas ideas y una carta en blanco mejoraron las condiciones laborales, Europa pedía cambios y obligaba a modernizar el país.  Con tanto jolgorio se vivió una burbuja inmobiliaria donde Catalunya y el País Vasco aumentaron su población exponencialmente, los dinosaurios del régimen seguían estando pero las construcciones y las reformas que necesitaba el país llenaba los bolsillos y por consiguiente callaba las bocas.
1981 El Teniente Coronel Tejero asalta el Palacio  de las Cortes y da un golpe de estado, seguido por la salida de los tanques en Valencia, parecía que viejos fantasmas volvían a latir, pero por un documental televisivo del presentador Sr Jordi Evole  supimos que fue un montaje para asentar  la figura de Juan Carlos I de Borbón como Jefe de Estado, y poder así demostrar que su cargo institucional serbia para sofocar a esos viejos fantasmas, y que España no dudara de una monarquía constitucionalista, cerrando un penoso episodio más de la historia de los Borbones,  y por consiguiente de España
Pero la apertura de puertas traía malos demonios y la tragedia hizo añicos a muchos de los hijos del nuevo sistema político, la denominada generación perdida. Los suburbios proliferaban en las grandes ciudades de esta nueva España y la heroína arrasaba en todas las clases sociales convirtiendo a muchos jóvenes en muertos vivientes, robos, atracos, crímenes llenaban las portadas, las violaciones de los derechos eran sistemáticas  en las comisarias, la política en el país  parecía haber tocado techo y  España parecía ya estar repartida, la cocaína por Galicia, el Hachís por Andalucía y las drogas sintéticas por el norte, trozos de un pastel en  forma de feudos con gobiernos autonómicos.
El terrorismo mataba y la defensa del estado era más terrorismo. El Gal dícese Grupo Antiterrorista de Liberación que apareció en el gobierno de Felipe González, hace no mucho se supo que uno de los integrantes encarcelado seguía cobrando del estado todos los meses (esto está en la filmoteca de TVE)  En este país ya fueran de unos o de otros los atentados y secuestros  eran casi a diario. España parecía desbocada y caótica, la Guardia civil sin dinero, la Seguridad Social en números rojos,  afloraban desde hacia tiempo los cuñados, los primos, los hermanos, el amiguismo en general, personajes que parecen no haber abandonado nunca a este país.

Y llegamos a la famosa frase de “Márchese Sr González, márchese” frase utilizada por Aznar en el parlamento como secretario general del partido Popular. En esas elecciones  fue el partido más votado convirtiéndose este en presidente del gobierno de España, y España adopto la estrategia de  la privatización de las empresas Publicas , después de que Felipe Gonzales hubiera hecho su Agosto con Telefónica, y la tendencia a seguir era clara “Mete a tus  amigos en empresas públicas, si no saben hacer la U con un canuto mejor, así la podemos privatizar con la excusa de que no son rentables para el país” dando a entender que la política empezaba a funcionar mas como un entramado mafioso, que como una herramienta del ciudadano, el bipartidismo fue el comienzo de otra era en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar.